RSS
TwitterFacebookGoogle+

“El que quiera hacer política que la haga desde fuera”: JR Peralta

Por Humberto Salazar

Mi tío Jacobo, único hermano de mi padre, se fue desde muy joven a vivir a la ciudad de Nueva York, en la época donde casi nadie migraba y a todo el mundo le otorgaban una residencia, recuerdo que siendo yo un niño me decía: ¨es que un país donde se hable de política todo el día no puede haber progreso¨.

Lo mismo se aplica a los gobiernos, un partido político se prepara para acceder a gobernar los poderes públicos, no para fabricar presidentes de la República, sino para aplicar un programa de gobierno que es el resultado de una serie de ideas que dan forma a una sociedad de futuro.

Tuve que recordar a mi tío en el día de ayer, cuando el Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, sin dudas el funcionario mas cercano al Presidente Danilo Medina, advirtió sobre la configuración de proyectos políticos para unas próximas elecciones por parte de funcionarios del gobierno.

Decía Peralta que ¨en el gobierno no hay espacios para aspiraciones, el que quiera hacer política que la haga desde afuera¨ y agregó ¨los funcionarios no pueden estar en la parte política, cuando los funcionarios quieran meterse a políticos que dejen sus funciones¨.

No tiene que decirnos José Ramón de quien es esa opinión, porque estamos mas que seguros que es la del Presidente de la República y cabeza de la administración pública, Danilo Medina, que conoce perfectamente el daño que le causaría a su gestión de gobierno, y sobretodo al país, una campaña anticipada por parte de miembros del PLD que a su vez ocupan una función pública.

Sería una vergüenza para el partido de gobierno, que a solo dos meses del inicio de este periodo de cuatro años, se produzca una distracción del deber colectivo de los que han recibido la confianza del presidente de la República para ejercer una función pública, y se gaste tiempo y recursos para una promoción personal a todas luces innecesaria y extemporánea.

El gobierno actual, es inédito en la historia política de la República Dominicana, en el sentido de que es la primera vez que un mismo partido encabeza el gobierno por cuatro periodos consecutivos, es decir, al finalizar el tiempo del actual mandato el PLD habrá gobernado por 16 años, por lo que será juzgado por la suma de sus aciertos y sus errores como proyecto colectivo, esto por encima de quien pueda o no encabezar su boleta electoral.

Es decir, el futuro político electoral del PLD para las lejanas elecciones del año 2020, no dependerá ya de quien encabece su propuesta electoral, sino de la capacidad que tenga el actual gobierno de enfrentar los serios problemas estructurales que todavía, en muchos sectores, es una tarea pendiente en nuestro país.

Ya no estaremos discutiendo si somos capaces de crecer con estabilidad, porque eso se ha logrado con creces desde el año 2004 hasta la fecha, lo que se tomará en cuenta es si la riqueza producida por todos ha sido bien distribuida y si el actual gobierno fue capaz de seguir disminuyendo los niveles de pobreza y pobreza extrema que afectan a una gran cantidad de dominicanos.

Los temas de expansión y mejoramiento del sistema de salud, con acceso garantizado en atención, servicios diagnósticos y medicamentos, será lo que valorará la población, antes que las vallas publicitarias o las fotos bonitas arregladas con photo shop de candidatos sonrientes.

Si se pudo universalizar la tanda extendida, si se construyeron las aulas prometidas, si pudimos vencer el lastre del analfabetismo, si los niños y jóvenes reciben en las escuelas el pan para el cuerpo y enseñanza de calidad para el cerebro.

Si nuestros jóvenes son educados con la capacidad para competir en un mundo donde el empleo se globaliza y deslocaliza a velocidad vertiginosa, es por lo que van a juzgar al PLD y de ello dependerá el resultado electoral del 2020.

Un partido con aspiración de gobernar por 20 años consecutivos, debe mostrar las obras de infraestructura que prometió debidamente construidas, el teleférico que prometió funcionando, la línea del metro corriendo sobre rieles, las calles y carreteras en buen estado, las plantas eléctricas que está construyendo terminadas y proveyendo de luz eléctrica a precios competitivos a la población.

Antes que dedicarse a hacer política para proyectos individuales, los funcionarios del gobierno de Danilo Medina, deben dedicarse a dar seguimiento a los proyectos prometidos en las visitas sorpresa, ampliar los créditos para las pymes, seguir apoyando la producción agrícola, buscar mercados en el exterior para nuestros productos y seguir negociando tratados comerciales para hacer mas diversas las fuentes de donde obtenemos divisas para el equilibrio de nuestra economía.

Y eso que tampoco podemos olvidar la meta posible de que nos visiten mas de 10 millones de turistas al año, el desarrollo del turismo de crucero en la ciudad capital, el despegue de los polos turísticos sub explotados como el de Samaná y el de la costa sur que se inicia en las playas y dunas de Baní y termina en las hermosas cosas de Pedernales.

Es demasiado lo que hay que hacer el  gobierno y muchísima la responsabilidad que está sobre los hombros de la actual administración, para que un funcionario público de cualquier nivel, dedique su tiempo útil para realizar labores partidistas en esta etapa de la vida institucional del país.

Por esto razonamos sobre la utilidad de las palabras de José Ramón Peralta, es cierto que no podemos lograr el desarrollo pensado solamente en las próximas elecciones, eso es una parte del subdesarrollo que debemos ya comenzar a dejar atrás, y sustituirla por la cultura del trabajo y el espíritu de cuerpo que debe acompañar todo proyecto político, que en esencia es colectivo.

Quien tiene oídos para oír que oiga dice la Biblia, en este caso la advertencia está hecha: el funcionario que quiera dedicarse a promoverse políticamente, debe abandonar el cargo para que tenga todo el tiempo para su proyecto individual, el de todos es otra cosa.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com