RSS
TwitterFacebookGoogle+

Joven brasileño de 20 años confiesa que mató cuatro familiares

MADRID. El brasileño François Patrick Nogueira Gouveia confesó hoy a la Guardia Civil española que fue él quien asesinó a sus tíos y a los dos hijos de éstos, dos niños de 4 y 1 años, en una vivienda del municipio de Pioz, en la provincia de Guadalajara (centro).

Así lo dijeron a Efe fuentes de la investigación, que añadieron que el joven, de 20 años, no aportó muchos más detalles, a la espera de la declaración que prestará ante un juez de Guadalajara.

El joven llegó el miércoles a Madrid después de entregarse voluntariamente tras las conversaciones que los investigadores de la Guardia Civil mantuvieron durante varios días con la familia de Patrick en Brasil.

Los cuerpos del matrimonio Gouveia (cortados por la mitad) y los de los dos niños fueron encontrados en una vivienda en septiembre después de que un vecino alertara sobre el mal olor cerca de la casa de la familia, lo que hace sospechar que fueron asesinados semanas antes.

Los familiares del joven se convencieron de que el sospechoso tenía que presentarse a la Justicia en España, porque, además, la Guardia Civil tiene numerosos indicios que apuntan al joven.

Todo parece indicar que en la decisión del joven de entregarse a las fuerzas de seguridad españolas pesó mucho la convicción de que en España el supuesto autor tendría un juicio más objetivo y un internamiento en una prisión muy diferente al que tendría en las brasileñas, según las fuentes.

Por su parte, la Fiscalía de Guadalajara pedirá prisión provisional para François Patrick, que podría enfrentarse a prisión permanente revisable por el asesinato de los dos niños.

Así lo afirmó a Efe la fiscal jefe de Guadalajara, Dolores Guiard, quien justificó esa petición de prisión provisional “por la gravedad de los hechos y la ausencia de arraigo en el país” para asegurar así su permanencia en España.

Sobre las posibles penas si se ratifica esta declaración ante el juez, la fiscal jefe dijo que el Código Penal establece que los asesinatos de niños menores de 16 años están penados con prisión permanente revisable transcurrido un tiempo.

En este sentido, ha señalado que el agravante de alevosía se entiende que concurre en los asesinatos de los niños, de tan solo 4 y 1 años, mientras que en el caso de los asesinatos de los dos adultos habrá que esperar para determinar si concurre esta circunstancia.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com