RSS
TwitterFacebookGoogle+

Muy bien presidente

Nos encanta a nosotros los humildes dominicanos cuando defiende nuestra patria de injerencias extranjeras.

Pero, y es un gran pero, hay que tener cuidado que se exija pedir pruebas de corrupción cuando, y sin que sea nuestro, posiblemente el caso, nada, acerca nada más a la dictadura cuando un presidente solo ve lo que quiere ver y sus asesores solo le hablan de lo que él quiere que oír.

Quizás no sea el caso, pero cuando la prensa no se atreva a mencionar casos posibles de corrupción, entra en juego el miedo a una justicia manejada y un Gobierno que podría controlar la falta de valor de los ciudadanos.

Nada se acerca más a la dictadura, no nos cabe ninguna duda que como presidente, usted desearía que todo fuese perfecto, pero perfecto no es.

Si nos preguntaran que preferimos si defender el honor de la patria ante un extranjero, un embajador o cargar con nuestros errores sabemos que preferimos algún pecado, pero de eso al miedo, la intimidación y la hipocresía podría cambiar la opción.

Presidente siga su trabajo pero mire a su alrededor, no todo es perfecto.

Y al embajador que mire a su país el más corrupto, racista, y consumidor de drogas de todos.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com