RSS
TwitterFacebookGoogle+

Combates encarnizados y bombardeos intensos sobre Alepo

 (Tomado de AFP)

Los habitantes de los barrios rebeldes de Alepo, en el norte de Siria, estaban enclaustrados en casa este viernes debido a los bombardeos intensos del régimen, precedidos por combates en tierra de una violencia extrema, constataron la AFP y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

En el cuarto día consecutivo de bombardeos contra la parte de la ciudad controlada por los insurgentes, el régimen atacaba este viernes por la mañana el barrio de Masaken Hanano, haciendo temblar los edificios, informan un periodista de la AFP y el OSDH.

El jueves, los barriles llenos de explosivos y las bombas se abatieron hasta la medianoche sobre barrios en poder de los rebeldes, constató la AFP. Los habitantes, aterrados, apagaron las luces.

Por la noche hubo combates entre los rebeldes y las fuerzas prorrégimen en Sheij Said, un barrio del sur de Alepo que el ejército intenta tomar desde hace semanas.

“Los enfrentamientos son muy violentos, con bombardeos mutuos (de artillería)”, afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

“El régimen progresó en la zona antes de ser repelido por los rebeldes”, agregó.

Estos últimos lanzaron unos 15 cohetes contra la zona bajo control gubernamental de esta ciudad sin causar víctimas, añadió el OSDH.

Después de suspender un mes los bombardeos contra los barrios rebeldes de Alepo, el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, reanudó el martes los disparos de artillería y el lanzamiento de bombas de barril con un saldo de al menos 65 civiles muertos, asegura el OSDH.

Alepo, antigua capital económica de Siria, es el principal frente de la guerra en Siria.

El régimen, con la ayuda militar de Rusia, quiere recuperar el control de la zona de la ciudad bajo control de los insurgentes desde 2012.

Los aviones rusos no intervienen en los bombardeos iniciados el martes y se centran en la provincia aledaña de Idlib (noroeste).

Desde el estallido de la guerra en Siria, en 2011, han muerto más de 300.000 personas.

La contienda estuvo precedida por la represión sangrienta de manifestaciones pacíficas contra el régimen.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com