RSS
TwitterFacebookGoogle+

Diputada deploró aprobación de un nuevo endeudamiento plantas a carbón

Publicado por Yasmel Bueno

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La diputada del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Faride Raful, deploró la aprobación en la cámara baja de un nuevo endeudamiento por 600 millones de dólares en bonos soberanos para ser invertidos en las plantas a carbón que el gobierno construye en Punta Catalina, Baní, sin que transparente su ejecución.

Rubén Bichara, vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y el nuevo ministro de hacienda, Donald Guerrero, al representar al Ejecutivo ante la comisión permanente de hacienda de la Cámara de Diputados que estudió el proyecto, no explicaron el costo total de la obra, en qué van a utilizar el préstamo, los nuevos cargos económicos en los que se incurre, ni su viabilidad financiera.

Raful cuestionó, “¿Existe alguna forma de estimar a cómo se va a vender el kilovatio/hora de esas generadoras a las distribuidoras de electricidad, cuando el Presidente Danilo Medina Sánchez y su gobierno no saben cuánto van costar, en qué van a utilizar los $600 millones de dólares, a qué nivel van estos a colocar la obra, ni cómo se van a pagar los $143,960,080 de dólares adicionales de intereses y comisiones que genera este empréstito?”.

Los bonos, que ya habría sido aprobado en el Senado, atendiendo el pedido del jefe del Estado, de sustituir un empréstito de 656 millones 8 mil 78 dólares trabado en el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social (BNDES), por las dificultades judiciales que atraviesa por corrupción en Brasil, fueron aprobados el martes por la Cámara de Diputados en dos lecturas consecutivas.

Al presentar su informe disidente, como miembro de la comisión de hacienda en el hemiciclo, la legisladora del PRM pidió a sus colegas no votar por ese proyecto de ley, para que no se hicieran cómplices de lo que llamó “la construcción de  la obra civil más sobrevaluada y viciada de la historia de la República Dominicana”.

Pidió que el proyecto sea devuelto a la Comisión o a otra especial, que investigue y cierre las dudas que se ciernen sobre el mismo,  y sobre “el sector eléctrico, que hace tiempo que debió ser auditado y no lo hacen”, puntualizó.

Sobre el informe favorable del proyecto que se rindió a la Asamblea, dijo que “nunca en la comisión de hacienda fue debatido. Los congresistas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) lo firmaron sin leer”, al tiempo que advirtió que “Punta Catalina es un barril sin fondo”.

Consideró que legar una deuda de más de dos mil millones a generaciones futuras para un proyecto fracasado, que no va a solucionar el problema eléctrico del país, es defraudar a los ciudadanos.

“Es consabido que la vida útil de las plantas a carbón quedará limitada por los compromisos de reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) establecidos en el Acuerdo de París contra el Cambio Climático, el cual entró en vigencia desde el 4 de noviembre”, acotó.

“Yo no quiero oír mañana que los diputados no leímos este contrato, como pasó con el oneroso que se firmó con la empresa minera Barrick Gold, con la lucha que dio para renegociarlo. Tuvo que intervenir el Poder Ejecutivo para resarcir la incapacidad del Congreso Nacional”, concluyó.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com