RSS
TwitterFacebookGoogle+

Galenos advierten la importancia de diagnosticar adecuadamente las enfermedades autoinmunes

Publicado por Yasmel Bueno

Existen casos en los que se demora en arrojar un diagnóstico definitivo de enfermedades del tejido conectivo, según el director médico del Departamento de Inmunoserología de Referencia Laboratorio Clínico, doctor Ángel Valdivia.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Diagnosticar a tiempo las enfermedades autoinmunes, tales como: el lupus eritematoso, el síndrome de Sjögren, la esclerodermia, la artritis reumatoidea, la vasculitis autoinmune, los síndromes que se superponen, la miastenia gravis y el pénfigo vulgar, entre otras, no solo evitaría un daño sistémico a largo plazo en el aspecto renal, hepático y psiquiátrico del paciente, sino que eventualmente hasta podría salvarle la vida.

Conforme a declaraciones del doctor Ángel Valdivia, director médico del Departamento de Inmunoserología de Referencia Laboratorio Clínico, dado que hay casos donde se puede demorar hasta cuatro años en identificar la existencia de enfermedades del tejido conectivo, la clave es incrementar la unión constante de los clínicos y los profesionales del laboratorio para lograr un diagnóstico más rápido y específico.

A juicio del doctor Valdivia, las herramientas de diagnóstico recomendadas por los comités de expertos son tres: la técnica de fluorescencia, que es considerada como de referencia (gold standard); de hecho, “Para llegar a un nivel competente, nosotros (Referencia Laboratorio Clínico) aspiramos hacer un diagnóstico de 11 patrones para comenzar en esta primera etapa; o sea, vamos a saltar de cuatro a 11… y son muchos más todavía”, indica. La segunda técnica, según su experiencia, es la criptidia (un parásito unicelular que se usa como sustrato para detectar anticuerpos ANTI DNA); y la tercera, es el panel, donde se va directamente al anticuerpo, o sea, en el que se cuantifica, y nuestro Laboratorio dispone de las tres técnicas”.

Para este especialista, la determinación de los anticuerpos antinucleares (ANA) ha sido en las últimas cuatro décadas, la prueba de laboratorio más usada para diagnosticar el lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades autoinmunes. Sin embargo, refiere que, como un número significativo de pacientes sanos puede presentar un ANA positivo, esta prueba no es diagnóstica por sí sola, debe estar relacionada con los hallazgos clínicos.

En ese mismo tenor, este médico especialista de Segundo Grado en Microbiología, máster en Virología y doctor en Ciencias Médicas, insiste: “Aunque en la práctica los laboratorios son los responsables de resolver el dilema de elegir el mejor método según su aplicación, la evaluación clínica es esencial, ya que el diagnóstico de anticuerpos sin datos clínicos no dice nada”.

De su lado, la licenciada Liliana Peñaranda, bacterióloga, laboratorista clínica y especialista en manejo de pruebas del Laboratorio de Autoinmunidad, explica que el panel Autoinmune es una prueba de laboratorio que ayuda a establecer el diagnóstico, y a monitorear los tratamientos de las enfermedades autoinmunes de una manera eficaz. Además enfatiza la importancia que encierra: aclarar la ambigüedad de los conceptos a la hora de interpretar los resultados, conocer los nuevos aportes de las comunidades científicas respecto a estas pruebas, manejar los algoritmos de manejo de las pruebas de autoinmunidad y dominar las nomenclaturas en el reporte de los resultados para identificar los anticuerpos.

La también asesora científica y especialista de producto para Latinoamérica de Autoinmunidad de Inova Diagnostics, aboga asimismo por entrelazar lo que es la clínica con el laboratorio. “Es indispensable en este tipo de pruebas, por el impacto clínico que tiene la interpretación de los resultados de estas, que haya una comunicación clara y directa entre el clínico y el laboratorio; y que el lenguaje que se maneje, en cuanto a limitaciones, ventajas y desventajas que representan este tipo de pruebas, sea claro y transparente para todos”, apunta.

Ambos ponentes disertaron en el marco de la conferencia-conversatorio “¿Qué hay de nuevo para el panel autoinmune y los anticuerpos antinucleares? Nomenclatura y algoritmos en el laboratorio”, organizada por Referencia Laboratorio Clínico, que contó con la nutrida asistencia de médicos de diferentes especialidades, particularmente reumatólogos, internistas, pediatras e inmunólogos, así como de especialistas en tratar enfermedades del tejido conectivo.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com