RSS
TwitterFacebookGoogle+

Gregg Popovich expresa su frustración por triunfo Donald Trump

gregg-popovichEl veterano entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich se unió hoy a los profesionales de la NBA que han criticado con dureza y frustración el triunfo del candidato republicano Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos.

Antes del partido que los Spurs disputaron esta noche contra los Pistons de Detroit, Popovich aclaró que no tiene nada en contra de un triunfo de Trump por el hecho de que es republicano “sino por su tono desagradable y por todos sus comentarios que han sido xenófobos, homofóbicos, racistas, misóginos”.

Popovich, poco dado a las conversaciones con los periodistas, esta vez, inclusive cortó a un profesional cuando quiso cambiar el asunto al hacerle otra pregunta.

“No he terminado todavía”, le cortó Popovich. “Aún me siento mal del estómago”.

Popovich definió como “aterrador” lo que había sucedido durante las elecciones presidenciales.

“La parte más aterradora” es que “yo vivo en ese país donde la mitad de la gente ignoró todo eso para elegir a alguien como presidente”, argumentó Popovich.

En una alocución de unos ocho minutos sobre el asunto, Popovich indicó que “todo esto no tiene nada que ver con el medio ambiente, o con Obamacare, sino con el hecho de que vivimos en un país que ignoró todos esos valores, con los que normalmente queremos educar a nuestros hijos”.

Subrayó que “lo que se pierde en el proceso son los afroamericanos, los hispanos, las mujeres y la población homosexual, por no mencionar el hecho de que él se burló de una persona discapacitada”.

El entrenador de los Spurs destacó que “eso es lo que hace un joven de octavo grado que se burla de sus compañeros en octavo grado, y él fue elegido presidente de Estados Unidos”.

Popovich recordó que como padre te sientas ante tus hijos menores para inculcarle ese respeto a los demás, la enseñanza de los valores, la buena conducta, y ahora resulta que el nuevo presidente electo del país ha tirado por tierra toda esa base de principios.

“El está enojado con los medios de comunicación porque reportaron lo que él dijo y cómo actuó, simplemente no tiene sentido, es mi temor, eso lo que me hace sentir tan mal, que el país está dispuesto a ser tan intolerante y a no entender la empatía que es necesaria para comprender las situaciones de otros grupos”, subrayó Popovich.

El veterano entrenador de los Spurs, que ahora también dirige el el programa del equipo nacional de Estados Unidos para los próximos cuatro años, dijo que nada de lo sucedido tenía un mínimo de sentido.

“Soy un tipo con dinero, blanco y me enferma el estómago sólo de pensar en lo que ha pasado”, reiteró Popovich. “En estos momentos no puedo ni siquiera imaginar ser musulmán, o mujer, o afroamericano o hispano o una persona con discapacidad”, indicó.

Popovich fue más allá cuando dijo que no entendía como hubo grupos que pudieron votar por un candidato con esos principios.

“Sale de mi entendimiento cómo es que hubo grupos que votaron por él, ignorando todo eso”, se cuestionó.

Antes de las críticas de Popovich también lo habían hecho los entrenadores Doc Rivers, de los Clippers de Los Angeles, y Stan Van Gundy, de los Pistons, quienes expresaron el mismo sentir de “frustración” e “indignación” por el resultado de las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Rivers fue más allá al decir que entendía y consideraba como algo “legítimo” y “legal” que las personas se pudiesen manifestar en contra de la elección de Trump, aunque también reconoció que había que aceptar el proceso electoral y darle la oportunidad al nuevo presidente electo a hacer su labor.

En la misma línea se expreso el exjugador estrella Charles Barkley, quien dijo que estaba desolado por lo sucedido, que nunca pensó que pudiese suceder, pero que había que seguir adelante porque el proceso electoral había concluido.

“Trump va a ser el nuevo presidente de Estados Unidos y debemos respetar la Casa Blanca y darle la oportunidad de que haga su trabajo”, señaló Barkley. “Hemos ganado dos veces con el presidente Barack Obama, ahora perdimos y hay que aceptarlo igualmente”.

Barkley recordó que todo lo que dijo Trump es agua pasada y había que darle la oportunidad y el apoyo que se merecen todos los presidentes del país para que haga su labor, que al final será por la que se le vaya a juzgar. Datos de EFE utilizados

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com