RSS
TwitterFacebookGoogle+

Nicaragua: Daniel Ortega, reelecto con más del 71% de votos

Publicado por Yasmel Bueno

MANAGUA, Nicaragua (El Clarín).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega ganó su tercera reelección consecutiva para un periodo de cinco años con una aplastante mayoría, según los primeros datos oficiales que se conocieron esta madrugada. Sin embargo, había desacuerdo entre las autoridades y la oposición en cuanto al índice de participación, un dato clave porque parte de los críticos al mandatario habían llamado al boicot y según estos, menos del 30% de los ciudadanos concurrió a las urnas.

El mandatario, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, consiguió el 71,3% de los votos con el 21,3% escrutado, mientras que su inmediato seguidor no llegaba al 17 por ciento, indicó el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas.

De confirmarse estas cifras, los sandinistas también ganarían de forma abrumadora en el parlamento al conseguir 70 de los 92 diputadosde la Asamblea.

Sin embargo, la oposición a Ortega, que cuestionó la legitimidad de estas elecciones e instó a los nicaragüenses a no votar en señal de protesta, aseguró anoche que la participación fue mucho menor y no llegó al 30%.

“Más del 70 por ciento de la población a nivel nacional no se presentó a las juntas receptoras de votos”, afirmó en un comunicado el principal movimiento opositor, el Frente Amplio por la Democracia, señalando que a su juicio, ese dato muestra el hartazgo de la sociedad hacia el gobierno.

El líder sandinista es el virtual ganador de estas elecciones, un proceso cuestionado tanto por la ausencia del principal bloque opositor como de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE), entes que cuestionaron el proceso electoral de 2011.

En junio, el presidente llegó a tachar de “sinvergüenzas” a los observadores internacionales de la Unión Europea y la Organización de los Estados Americanos, pero finalmente una delegación de ésta última entidad ha llegado al país aunque, según la explicación oficial, su misión no es “observar” los comicios sino reunirse con quienes sirvan de acompañantes del proceso, todos funcionarios de gobiernos afines al FSLN.

“El día de hoy el pueblo de Nicaragua dijo íBasta Ya! Basta ya de tanta violación a la Constitución y las leyes. Basta ya de burlas a la voluntad popular. Basta ya de farsas y estafas electorales”, expresó también el Frente Amplio en su documento.

Para seducir a los votantes el mandatario se presentó comopragmático y moderado, aliado del sector privado local y prominentes empresarios centroamericanos, así como de un sector de la iglesia Católica y evangélica, muy diferente al joven comandante guerrillero y marxista de la década de 1980.

Ortega lleva más de la mitad de su vida como líder indiscutible del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido del que ha sido su único candidato presidencial en los comicios de 1984, 1990, 1996, 2001, 2006, 2011 y 2016.

Fue uno de los nueve comandantes de la revolución sandinista y, tras derrocar por las armas el 19 de julio de 1979 a la dictadura de Anastasio Somoza, que había sido reelegido en 1974, fue coordinador de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y presidente del país de 1985 a 1990 para, 15 años después, volver al poder, esta vez por las urnas, repetir en 2011 y nuevamente en 2016.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com