RSS
TwitterFacebookGoogle+

Parlamento Europeo pide congelar negociaciones adhesión de Turquía

 (Tomado de AFP)

ESTRASBURGO. El Parlamento Europeo pidió el jueves la congelación de las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea, debido a la “desproporcionada” represión de las autoridades tras el fallido golpe de Estado de julio, provocando la cólera de Ankara.

En una resolución adoptada por muy amplia mayoría en Estrasburgo, los eurodiputados instan a un “congelamiento temporal” del proceso de adhesión iniciado en 2005.

El texto apoyado por los cuatro principales grupos del Parlamento – conservadores, socialistas, liberales y Verdes -, fue aprobado por 479 votos a favor, 37 en contra y 107 abstenciones.

“Las medidas represivas tomadas por el gobierno turco en el marco del estado de emergencia son desproporcionadas, atentan a los derechos y libertades fundamentales consagradas en la Constitución turca y a los valores fundamentales de la UE”, estipula la resolución.

Los eurodiputados advierten que un eventual “restablecimiento de la pena capital por parte del gobierno turco llevaría a una suspensión oficial del proceso de adhesión”.

Tras la intentona golpista de julio, el gobierno de Ankara lanzó masivas purgas que han afectado todos los sectores de la sociedad considerados no afines al ejecutivo.

“Es una gran y primera victoria, ya vendrán más” reaccionaron los eurodiputados conservadores franceses Philippe Juvin y Arnaud Danjean en un comunicado. “Turquía debe ser un socio estratégico de la UE, pero no debe ser miembro de ella” aseguran.

‘Nula y sin valor’

El ministro turco de Asuntos Europeos, Omer Celik, tildó la resolución de Bruselas de “nula y sin valor” y que ésta “no debe tomarse en serio”, en una rueda de prensa retransmitida por televisión este jueves.

La libra turca perdió cerca de 1% tras el anuncio de la resolución.

Adelantándose al voto del Parlamento europeo – que no tiene carácter vinculante – el presidente turco Recep Tayyip Erdogan la había calificado el miércoles de “carente de valor, sea cual fuere el resultado”.

La decisión de suspender el proceso de adhesión le corresponde en efecto a los Estados miembros de la UE.

Y la mayoría de éstos se opone a suspender estas negociaciones, pese a las tensiones crecientes con Ankara.

Durante un debate que precedió a la votación, la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini exhortó a “mantener abiertos los canales” de comunicación con Turquía. Según, ella, “todo el mundo” saldría perdiendo en caso de que se congelaran las negociaciones de adhesión.

Algunos dirigentes temen en particular que Turquía deje de aplicar el acuerdo firmado en marzo pasado con la UE, para bloquear en su país el flujo de migrantes que tratan de llegar a Europa.

Casi tres millones de refugiados sirios se hallan en territorio turco.

Faltan 7 de 72 criterios

En contrapartida a este pacto migratorio, el gobierno turco exige que sus ciudadanos queden exentos de visados para viajar al espacio Schengen, y amenaza romper el acuerdo con la UE si no hay progresos en este asunto.

Pero los eurodiputados se opusieron a sus demandas, alegando que de momento “Turquía no cumple 7 de los 72 criterios fijados en la hoja de ruta sobre la liberalización del régimen de visados”.

Muy irritado, Erdogan ya ha advertido que organizaría un referéndum sobre el proceso de adhesión a la UE si Bruselas no toma ninguna decisión antes de “fin de año” sobre las negociaciones.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com