RSS
TwitterFacebookGoogle+

Seis meses de prisión para expresidente El Salvador por desvíar US$246 MM

Publicado por Yasmel Bueno

SAN SALVADOR, El Salvador (AFP).- La juez cuarta de paz de El Salvador, Nelly Pozas, ha decretado, a petición de la Fiscalía, prisión provisional para el expresidente de este país centroamericano Elías Antonio Saca quien continuará arrestado en la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil durante los seis meses que durará la fase de instrucción solicitada por la Fiscalía General de la República por el desvío de 246 millones de dólares procedentes de fondos públicos.

Después de tres días de audiencia, la magistrada también ha decretado la misma medida para las otras seis personas que fueron detenidas junto a Saca el pasado 30 de octubre, dado que, en su opinión, existen “suficientes pruebas” contra todos ellos de que “participaron en el desvío de fondos”.

Así, junto al ex mandatario que presidió El Salvador entre 2004 y 2009, continuarán en prisión el ex secretario de la Juventud y ex presidente de Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados César Funes; el ex secretario privado de Presidencia Élmer Charlaix; el ex secretario de Comunicaciones Julio Rank; el contador del secretario privado, Pablo Gómez; el jefe de la Unidad Financiera, Francisco Rodríguez y el tesorero de Presidencia, Jorge Alberto Herrera.

Todos ellos han sido imputados por la juez de los delitos de agrupaciones ilícitas, peculado y lavado de dinero y activos. Según la magistrada, cada implicado en esta trama tenía una función específica donde Saca era el máximo dirigente. Asimismo, la magistrada ha ordenado el embargo de los bienes y cuentas de todos los implicados.

Penas máximas de 12 años

El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, ha explicado que Saca y el resto de imputados operaban una estructura en el interior de la Presidencia que desvió 246 millones de dólares a 14 cuentas personales de los funcionarios Charlaix, Francisco Rodríguez y Pablo Gómez, de las que posteriormente retiraron 116 millones en efectivo y de ellos “lavaron” 6 millones. En caso de que sean declarados culpables en el juicio, podrían enfrentarse a penas máximas de cárcel de 12 años por peculado; 18 años por agrupaciones ilícitas y 15 por el delito de lavado de dinero.

Durante los tres días de audiencia, la defensa de los acusados criticó que la Fiscalía no ha presentado pruebas para justificar los delitos que se les imputan, por lo que exigió su liberación. Sin embargo, la jueza hizo caso omiso a esta petición, ya que los argumentos de los abogados para pedir la libertad “no son suficientes” teniendo en cuenta que las penas pudieran suponer los 30 años de cárcel. Además, añadió que “los imputados tienen las condiciones económicas necesarias para evadir la justicia”.

Mientras, en su turno de palabra, Saca, de 51 años y que gobernó el país con el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), afirmó estar “listo” para enfrentar el juicio, dado que defendió su inocencia y negó que tenga la intención de evadir la Justicia. Cabe recordar que el ex presidente fue expulsado de ARENA en 2010 y, a continuación, constituyó el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) con el que se presentó a las elecciones presidenciales para el periodo 2014-19.

Cabe recordar que el ex presidente de El Salvador ya había sido investigado por un incremento patrimonial sin justificar de más de cuatro millones de dólares, razón por la cual el pasado mes de febrero la CSJ votó a favor de iniciar un juicio civil en su contra.

Otros dos ex presidentes investigados

Saca no es el primer ex presidente de El Salvador detenido por corrupción, ya que también fue arrestado en 2014 Francisco Flores (1999-2004) de su mismo partido ARENA, si bien éste falleció en enero de este año a los 56 años, por lo que no se pudo concluir la investigación en su contra por donar 15 millones de dólares a Taiwán para las víctimas de los terremotos de enero y febrero de 2001. Según la Fiscalía General de la República, 10 millones de dólares acabaron en las cuentas de ARENA y 5 millones en las cuentas personales de Flores.

Asimismo, está en curso otra investigación por enriquecimiento ilícito contra Mauricio Funes, presidente de este país centroamericano entre 2009 y 2014 por el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Por este motivo, Funes se encuentra desde el pasado mes de septiembre en Nicaraguadonde se le prestó asilo después de que así lo pidiera a finales de agosto al Gobierno de Daniel Ortega por “persecución política” en su contra.

Concretamente, el máximo tribunal de Justicia de El Salvador ordenó investigarlo a él, a su mujer, Vanda Pignato, y a su hijo, Diego Funes Cañas, por un incremento injustificado de su patrimonio que supera los 700.000 dólares. Sin embargo, el ex mandatario ha asegurado en sus redes sociales que todos sus ingresos están justificados a través de comprobantes, por lo que achaca el juicio civil en su contra a una “vendetta política” de la derecha.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com