RSS
TwitterFacebookGoogle+

Trump cree “fantástico” Pakistán, pese a haberlo criticado antes

 (Tomado de AFP)

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, elogió en una conversación telefónica al primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, un “tipo genial”, y consideró que su país es “fantástico”, pese a haberlo criticado con anterioridad, informó el Gobierno de Islamabad.

“Usted es un tipo genial. Hace un trabajo extraordinario, se ve en todo. Estoy impaciente por conocerle pronto”, dijo Trump, según las declaraciones referidas en un comunicado del Ejecutivo paquistaní.

“Al hablar con usted, señor primer ministro, tengo la impresión de hablar con alguien a quien conozco desde hace mucho tiempo”, agregó Trump.

“Los paquistaníes son uno de los pueblos más inteligentes”, declaró el presidente electo de EEUU, según el mismo comunicado, publicado en la madrugada de este jueves. Sharif llamó a Trump para felicitarle por su victoria en las elecciones del 8 de noviembre.

Sharif invitó al presidente electo a visitar Pakistán y Trump respondió que “le encantaría visitar ese país fantástico, un lugar fantástico donde vive gente fantástica”.

Si la visita se concretara, Trump sería el primer presidente estadounidense en viajar a Pakistán desde la visita de George W. Bush en 2006, durante la dictadura de Pervez Musharraf.


Trump ofreció además su colaboración para ayudar a resolver los problemas de Pakistán, según el Gobierno.

Usted “tiene una muy buena reputación”, le dijo Trump a Sharif, que, junto a sus hijos, podría ser investigado por corrupción.

La oficina de Trump confirmó la conversación telefónica, pero hizo público un contenido más sobrio, asegurando que los dos mandatarios mantuvieron “una conversación fértil sobre la forma de asegurar el futuro entre EEUU y Pakistán”.

El contenido de la conversación referido por Islamabad provocó estupor en la prensa y las redes sociales paquistaníes, cuyos internautas recordaron la retórica anti-islam del presidente electo y las declaraciones anteriores sobre Pakistán.

El 17 de enero de 2012, Trump tuiteó: “Que quede claro: Pakistán no es nuestro amigo. Les hemos dado miles de millones de dólares y ¿qué hemos obtenido a cambio? Traición, falta de respeto y cosas peores. #Hay que ser firmes”.

Los paquistaníes también están preocupados por la afinidad que Trump ha demostrado con su país vecino y rival histórico, India, y con cuyo primer ministro, Narendra Modi, se reunió el mes pasado.

Trump cortejó el voto de origen indio durante la campaña presidencial y desde su elección recibió a empresarios indios.

Pakistán es muy dependiente del apoyo de EEUU, que prevé para el año fiscal de 2017 una ayuda económica y militar de 1.000 millones de dólares.

Pakistán recibió con cautela la elección de Trump, preguntandose sobre las consecuencias en relación a esta ayuda y las relaciones diplomáticas a menudo caóticas entre ambos países.

“Señor Trump, ¿sabe usted que la mayoría de los paquistaníes son musulmanes? ¿Cómo pueden ser tan ‘geniales y excepcionales?'”, preguntó, irónico, el periodista Omar Quraishi, en internet.

“Sigo tratando de entender esa rara llamada telefónica Trump-Sharif”, tuiteó por su parte Michael Kugelman, investigador del Centro Woodrow Wilson de Washington.

Kugelman, especialista en la región, advirtió de que no había que sacar conclusiones precipitadas de las declaraciones de Trump, dado que puede ser muy “imprevisible”.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com