RSS
TwitterFacebookGoogle+

Liberan torturador del padre de presidenta chilena Bachelet

SANTIAGO DE CHILE || AP.-   Un juez ordenó liberar a uno de los dos hombres que torturaron y provocaron la muerte del general Alberto Bachelet, padre de la presidenta Michelle Bachelet.

Según informó una fuente del poder judicial a The Associated Press, la decisión se tomó tras comprobar con exámenes físicos y psiquiátricos que el sujeto estaba demente, lo que permite que sea entregado a su familia para el cumplimiento de su condena.

El hombre en cuestión es Edgar Cevallos Jones, un comandante jubilado de la Fuerza Aérea quien, junto a su camarada Ramón Cáceres, fue condenado el año pasado por la Corte Suprema a cuatro años de cárcel por torturar hasta matar al padre de Bachelet, muerto en la cárcel en marzo de 1974.

El tribunal concluyó en septiembre de 2016 que Cevallos y Cáceres participaron directamente en las torturas de Bachelet y que existe “una evidente y directa relación entre la muerte de la víctima y su último interrogatorio” un día antes de su fallecimiento.

Ya en esa época había rumores de que Cevallos había sufrido un accidente vascular que le ocasionó daño mental. Aunque el excomandante cumplía su pena en una cárcel especial para violadores a los derechos humanos, Carroza ordenó pericias del Servicio Médico Legal, que comprobaron su demencia.

Tras el golpe militar de septiembre de 1973 y hasta diciembre del mismo año, el general Bachelet fue detenido por sus camaradas en tres ocasiones. El primer arresto fue porque hasta el día de la sublevación militar se desempeñó en el organismo distribuidor de alimentos del gobierno del derrocado presidente socialista Salvador Allende, quien lo convocó por sus conocimientos de administración y por llamar a otros generales a ocupar cargos de Ministro.

Fue golpeado en dependencias de la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea, donde lo acusaron de favorecer a partidarios izquierdistas de Allende con el reparto de alimentos, según la investigación judicial del juez Mario Carroza, quien precisó que fue sometido a “tratos crueles, inhumanos y degradantes por oficiales y personal de la Fuerza Aérea”.

El dictamen añadió: “estos tratos desalmados, inhumanos e indignos” desembocaron en una hospitalización durante la cual le diagnosticaron “una afección cardiaca provocada por el estado de tensión y presión psicológica a la cual se le había sometido”.

La tercera detención se registró en diciembre de 1973, cuando fue llevado a la cárcel pública desde donde era trasladado a la academia de guerra institucional para seguir torturándolo. El 12 de marzo de 1974, Bachelet murió en prisión por una “dilatación cardiaca aguda”, según diagnosticó un médico compañero de prisión.

Luego de la muerte del general, a los 51 años, su esposa Ángela Jeria y su hija Michelle estuvieron detenidas un par de semanas a comienzos de 1975, hasta que la futura mandataria fue excarcelada y su madre enviada al exilio. Ambas partieron a Australia y luego a la República Democrática Alemana, hasta que pudieron volver a Chile en 1979, mucho antes que la mayoría de los exiliados.

TRA Noticias – Canal 45

Teleradio America

×
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com