RSS

Qué es la bartonilitis y cómo afecta a las mujeres

BBC Mundo.-Las glándulas de Bartolino están ubicadas a ambos lados de la abertura vaginal.Su función es segregar fluido que ayuda a lubricar la vagina.

Pero a veces los conductos de estas glándulas se bloquean y el fluido se acumula, lo que produce que se creen quistes y, en algunos casos, genera una infección.

La bartolinitis aqueja aproximadamente al 2% de las mujeres, según estudios citados por la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés). Y sobre todo a mujeres jóvenes.

¿Qué puede provocar?

En un primer momento, la glándula puede inflamarse y no causar dolor.

Si el fluido dentro del quiste se infecta, se puede desarrollar un absceso, es decir, pus rodeado de tejido inflamado.

El dolor puede aparecer al caminar, al sentarse o al mantener relaciones sexuales.Los quistes pueden alcanzar rápidamente un gran tamaño, hasta los seis centímetros.

¿A quiénes afecta?

“Esas glándulas lo que hacen es producir líquido que ayuda a dar humedad a la vagina y los labios. Y como las mujeres jóvenes tienen más lubricación y más hormonas, entonces las glándulas trabajan más“, detalla Stamps.

“Según avanzamos en la edad, como las hormonas bajan, tenemos menos secreciones, entonces hay menos oportunidad de que salgan esos quistes o abscesos”, añade.

“Esas glándulas lo que hacen es producir líquido que ayuda a dar humedad a la vagina y los labios. Y como las mujeres jóvenes tienen más lubricación y más hormonas, entonces las glándulas trabajan más“, detalla Stamps.

“Según avanzamos en la edad, como las hormonas bajan, tenemos menos secreciones, entonces hay menos oportunidad de que salgan esos quistes o abscesos”, añade.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento al que se somete el paciente depende de la severidad del caso. Y va desde la administración de antibióticos y analgésicos hasta el drenaje con un catéter o la marsupialización, un procedimiento quirúrgico para terminar con el quiste.

“Hay veces que solo hacemos un drenaje y ponemos un catéter y eso generalmente se hace en el consultorio”.

“Pero si el absceso está muy grande o la paciente tiene mucho dolor, se lo trata como una urgencia, entonces se realiza una marsupialización: se hace un corte, se abren las orillas de la glándula, se toma el ducto, se lo limpia y se lo ayuda a drenar para que quede abierto”, explica Stamps.

En general, para este tipo de intervenciones se utiliza anestesia general.

TwitterFacebookGoogle+
Teleradio America

×
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com