RSS

El tratamiento de la rosácea: antibióticos y vida sana

EFE

“El tratamiento de mayor eficacia se hace con antibióticos. O bien se aplican sobre las zonas en las que aparecen las lesiones mediante cremas y geles, o bien, cuando la intensidad de la rosácea es considerable, se usan por vía oral”, señala el dermatólogo.

La tecnología láser y la electrocirugía eliminarán los capilares responsables de este enrojecimiento difuso en la cara.

Para los ojos, medicamentos, como gotas con esteroides, y limpieza aséptica varias veces al día en toda la zona.

“A la vez, son necesarios los autocuidados preventivos, que ayudarán al paciente a convivir pacíficamente con la rosácea, sin que sea un problema agobiante”, apunta.

“Hay que evitar las comidas y las bebidas muy calientes, los productos picantes y la ingesta de alcohol. La dieta debe ser equilibrada, como la mediterránea, y tener un ritmo adecuado de vigilia y sueño, alejándonos de la ansiedad y del estrés”, especifica.

“Huiremos de los cambios bruscos de temperatura y de la exposición al sol sin fotoprotección UV-A, factor superior a 15 y mejor de 50 en verano. El sol es bueno, pero hay que recibirlo con cariño y suavidad”, añade.

Para el doctor Eduardo López Bran, en cualquiera de los casos, lo importante es que las personas que sufren la rosácea estén bien respaldadas por su dermatólogo de confianza; un especialista que les ayudará siempre a tener una piel sana y, de paso, una sonrisa dibujada en sus labios.

TwitterFacebookGoogle+
Teleradio America

×
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com