RSS

Millones de huevos contaminados salieron de granjas de cuatro países

Redacción Internacional. – La Comisión Europea aportó este viernes nueva luz sobre el origen de los huevos sospechosos de estar contaminados. Bruselas informó de que junto a las decenas de granjas que permanecen clausuradas en Holanda y Bélgica, también hay cerradas cuatro explotaciones en Alemania y una en Francia por haber empleado fipronil para su limpieza. Los ministros de la UE se reunirán el próximo 26 de septiembre para analizar los múltiples fallos de coordinación en la gestión de la crisis.

El fipronil no solo apareció en granjas de Holanda y Bélgica. Las autoridades comunitarias detallaron este viernes que el pesticida, prohibido en animales destinados a la alimentación, también se utilizó en Alemania y Francia. En ambos países permanecen cerradas varias granjas mientras se analizan los huevos y la carne de las aves, y los ganaderos no podrán retomar su actividad hasta que se compruebe que los residuos de fipronil presentes en ambos alimentos cumplen las normas sanitarias. De las granjas de esos cuatro países, pero principalmente de Holanda y Bélgica, han salido los huevos que se han retirado masivamente en 15 países de la UE, Suiza y Hong Kong.

Las autoridades europeas han primado la cautela y han bloqueado todas las explotaciones agrarias tratadas con la sustancia desde enero de este año. Buscan evitar la llegada al mercado de productos en mal estado, aunque los expertos siguen tranquilizando a los consumidores sobre el escaso riesgo sanitario que supone su ingestión.

Las millonarias pérdidas que el escándalo va a causar a los avicultores afectados, y el tiempo que llevará recuperar la confianza de los clientes tras el escándalo son las grandes preocupaciones del sector. Este viernes, la portavoz de la organización holandesa de ganaderos especializados en productos ecológicos Bionext, mostraba la decepción reinante entre los dueños de las granjas. “Están abatidos y se sienten engañados por la empresa ChickFriend, que les vendió un producto aparentemente limpio y natural”, dijo a la agencia France Presse.

Mientras, Bruselas trata de calmar las aguas tras una semana marcada por el intercambio de acusaciones entre ministros de los países miembros, con Francia reclamando medidas para agilizar la comunicación, Alemania recriminando a Bélgica su tardanza en informar de la detección de huevos contaminados y esta, a su vez, trasladando la responsabilidad a Holanda. “Echarnos la culpa y dejarnos en ridículo no nos va a llevar a ningún lado, y quiero pararlo”, trató de poner orden este viernes el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, el lituano Vytenis Andriukaitis.

La Comisión Europea ha promovido un encuentro de los ministros comunitarios implicados en la crisis alimentaria que se celebrará el 26 de septiembre. Bruselas no se siente presionada por la celeridad con que la crisis se ha extendido y concibe el encuentro más como un debate reflexivo que ejecutivo.

Sobre la mesa estarán los mencionados fallos de comunicación entre socios y cómo evitar que el caso se repita. Antes, los titulares de Agricultura europeos presumiblemente abordarán la cuestión a comienzos de septiembre, en un encuentro ya previsto antes de que estallara el fraude.

ElPais.com

TwitterFacebookGoogle+
Teleradio America

×
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com