Call of Duty WWII regresa a la guerra que le dio sentido

A estas alturas, Call of Duty es una máquina perfectamente engrasada que, año tras año, ingresa millones en las cuentas de Activision y que da decenas, si no cientos, de horas de diversión a un grupo de fieles jugadores. Del mismo modo que muchos saltan todos los años al FIFA de turno, otros lo hacen con este juego de disparos en primerísima persona.

No importa que el juego salte de la contemporaneidad más o menos creíble con conflictos en Oriente Próximo a guerras futuristas donde los rusos, por alguna razón, siguen siendo los malos (y EEUU, los buenos) o en los que Jon Nieve es un general rebelde que nació en Marte y que ataca la Tierra. Pase lo que pase, la gente juego a los Call of Duty compulsivamente.

La saga, sin embargo, intenta reinventarse y mutar y meter cambios aquí y allá para que los jugadores no sientan que etán jugando a lo mismo todo el rato, incluso si muchos no terminan que quitarse esa sensación de la cabeza. Tras varios años saltando hacia delante en el tiempo, este año Call of Duty ha vuelto a su esencia, a la guerra que dio sentido a sus primeros videojuegos: la Segunda Guerra Mundial.

La ambientación y el tono del modo historia, os lo podéis imaginar: algo entre Salvar al Soldado Ryan y Hermanos de sangre (Band of Brothers). Como siempre, la desconexión entre lo que se cuenta y lo que se juega está ahí: por mucho que se nos narre una historia de sufrimiento y de superación de soldados que pasan por un conflicto tan duro, en el fondo esto es un juego de pasárselo bien pegando tiros y matando gente.

Pero una vez se supera este defecto tan habitual de la narración de los videojuegos, es bastante fácil disfrutar de todo lo que se enseña en el modo para un jugador. La historia está más trabajada de lo normal, igual que el apartado gráfico, que resalta especialmente en la nueva Xbox One X y en PS4 Pro.

Lo más llamativo del modo campaña, sin embargo, es un cambio en cómo se recupera vida. Tu personaje ya no se recupera sólo, sino que necesita botiquines para regenerar su salud. Además de crear cierta tensión y de hacer que juegues de otra manera, este cambio es algo sorprendente dentro de Call of Duty, que es la saga que popularizó hace años el “agáchate, quédate a cubierto y espera a estar curado para seguir pegando tiros”. Es un cambio a mejor, sin duda.

Esto no sería un Call of Duty, sin embargo, sin otros dos modos de juego: el multijugador y el modo zombie. O mejor dicho, zombies nazis, como pone en el menú del propio juego. Os podéis imaginar, también, el tono de esta modalidad de juego por cómo lo han llamado.

De por sí, el modo dedicado a la supervivencia en un apocalipsis de nomuertos siempre ha sido un cachondeo y no se ha tomado nada en serio a sí mismo; pero si sumamos el ‘meme’ en el que se ha convertido hoy la estética y los tópicos en torno a lo nazi, para bien o para mal, el resultado es incluso más increíble. Atrás quedan los tiempos en los que había que sobrevivir en un cuarto fortificado con maderas: ahora hay que moverse, conocerse el mapa y ser muy bueno disparando.

Por último, el modo multijugador competitivo. Aquí las cosas han cambiado mucho, y quizá no de la manera en que a los jugadores de las últimas entregas les gustaría. Call of Duty se había convertido en algo compulsivo, impredecible y rabiosamente veloz en sus partidos online, pero en este juego vuelve a tener un ritmo más lento en el que conocerse bien el mapa y saber cuándo atacar o retirarse un poco es la clave del éxito.

Además de los modos de juego por equipos y todos contra todos y de baja confirmada, hay un nuevo Modo Guerra con objetivos muy concretos, con equipos muy pequeños y que es francamente divertido, pues se aparta de la dinámica de muertes y bajas del resto de formas de juego.

Otras dos novedades del online quizá no gusten tanto. Por un lado, el espacio social, que ha funcionado fatal y que no tiene demasiado sentido: antes se hacía todo con menús y todo iba más rápido. Por otro, las cajas de botín con recompensas estéticas. Aunque no rompen el equilibrio del juego ni hacen que los que pagan sean mejores, pueden ser un precedente peligroso que, como se ha demostrado en otros videojuegos (Overwatch, Destiny, Counter Strike), pueden terminar en algo feo.

Sea como fuere, Call of Duty WWII difícilmente va a sorprender o decepcionar a nadie. Es un ‘sota, caballo y rey’ de lo que un videojuego de disparos online es hoy en día, en gran medida porque eso mismo lo inventó Call of Duty 4 y, durante años, se ha ido refinando con cada nuevo juego de la saga. Así que si buscas algo nuevo, quizá este no sea el juego para ti. Pero si buscas volver a esas campañas de antes de Call of Duty, entonces quizá sí te vaya a gustar más.

Las más vistas
    últimas noticias
    La justicia de Canadá retira un cargo de agresión contra un relevista de los Astros

    A cambio, el ex lanzador de los Azulejos de Toronto aceptó una fianza de paz de un año. En la jurisprudencia canadiense, la fianza de paz es un trato en el que una persona acept ...

    martes 25 septiembre, 2018 | 7:28:08 PM
    NBA quiere más mujeres en cargos administrativos

    En un memo enviado a todas las franquicias la semana pasada y obtenido por Prensa Asociada, Silver también le pidió a las franquicias a que examinen el reporte que fue revelado s ...

    martes 25 septiembre, 2018 | 7:27:00 PM
    EEUU sanciona a círculo cercano del presidente Maduro

    En medio de las fricciones generadas por las sanciones, Trump dijo a la prensa, desde la sede de Naciones Unidas, que “sería fácil derrocar” al gobierno de Maduro con un golp ...

    martes 25 septiembre, 2018 | 7:01:53 PM
    Macri confirma ante la ONU que denunciará a Venezuela ante la CPI

    "Quiero detenerme para expresar nuestra preocupación por la situación de derechos humanos en Venezuela y, dada su gravedad, la Argentina llevará a la Corte Penal la situación r ... martes 25 septiembre, 2018 | 7:00:54 PM

    Seleccionan 14 obras teatrales nacionales para ser presentadas en el Festival Internacional de Teatro

    Las obras ganadoras anunciadas son: Los sueños de Lorca, del Teatro Sonrisitas, y Cyrano de Bergerac, petit format, del Teatro Alternativo. martes 25 septiembre, 2018 | 6:12:27 PM

    Escultor dominicano Juan Trinidad expone su arte en París, Francia

    Con dicha exposición el artista ilustra la gran vitalidad y prestigio  del arte dominicano. La misma está siendo exhibida en la Galería Frenh Arts Factory, de Paris, del 24 al ... martes 25 septiembre, 2018 | 6:00:35 PM

    WASON hechiza a Puerto Plata con sus románticas canciones

    El artista nativo de Villa Mella tuvo a su merced de principio a fin al público presente, en su mayoría eran jóvenes. martes 25 septiembre, 2018 | 5:59:05 PM